EL PAISAJE CULTURAL COMO NATURALEZA

“Si el paisaje es el resultado del trabajo humano, la imagen que fija con su eficacia su carácter, que identifica sus líneas esenciales, constituye un documento revelador de la capacidad de transformación del ambiente y de las aspiraciones de una determinada sociedad.” *1

La progresiva sustitución de la experiencia directa con la natturaleza ha generado la conversión de ésta en escenario, que actúa como espejo de nuestra imagen cultural. Así, las fotografías y las primeras pinturas paisajistas, reflejan imágenes que proyectan una nostálgica pérdida, mostrándonos paisajes idílicos que han desaparecido por la rápida antropización del hombre con su entorno.

En la artealización del paisaje que nos rodea, se realiza una mímesis poética de una representación de la naturaleza, una ironía en detrimento del mundo exterior. Como afirma Oscar Wilde “La vida imita al arte mucho más de lo que el arte imita a la vida…la naturaleza es una creación de nuestro cerebro: es nuestra inteligencia lo que da vida a la naturaleza.”*2

La fotografía acrecentó el interés por los espacios naturales, y, convirtió los territorios en paisajes, para un turismo pionero. A partir de entonces, hemos asistido a una creciente devaluación del término paisaje, interferida por la sutitución de la experiencia directa y por la asimilación de la imagen impresa u otorgada por los medios de comunicación. La fotografía plasma el ideal de conservación de los recuerdos, y trata de otorgarnos una plasmación de los retazos de la historia, y de sus paisajes.

“El territorio, por fotografía se convirtió en paisaje, y por la fotografía, el paisaje, por el expolio, desapareció.”*3

La imagen que se nos ofrece desde los media de esta naturaleza tiene que ver con la idea de naturaleza representada como paisaje, expresada principalmente siguiendo dos modelos del género paisajístico en pintura: “el estereotipo de lo pintoresco…encarnado en vistas amables y acogedoras, que nos comunican principalmente la idea de equilibrio entre naturaleza y cultura…El otro modelo que ejerce influencia será el que se vincula a la idea de lo sublime, de tradición romántica. A su través, la naturaleza – también paisaje- se nos presenta en estado salvaje, no intervenida, no domesticada, como la antítesis de nuestra cultura.”*4

Los autores aquí nos hablan de diferentes estereotipos de naturaleza que se han ido creando bajo una imagen reducida de una escenografía
paisajística, considerada como “una óptima representación de lo natural espontáneo”. Son las imágenes de paisajes amables o por el contrario, imágenes de paisajes en las que se realizan acciones de denuncia social, como pueda ser la iconografía ecologista que, se basa principalmente, en la idea de naturaleza como lugar físico amenazado o destruído, pero que puede ser salvado. En raras ocasiones se nos muestran las causas originarias del “deterioro de la biosfera en relación a nuestro comportamiento cultural.” *5

EXCLUSIÓN DE LA INFLUENCIA ANTRÓPICA

Vemos que para que lo falso parezca más verídico, es necesario partir de las imágenes originales de lo verdadero. En los medios de comunicación actuales y en el diseño de paisajes urbanos como puedan ser los jardines o parques, vemos cómo se nos intenta ofrecer esta imagen de lo verdadero como algo que excluye la influencia antrópica evidente basada en modelos estereotipados de una naturaleza sana y bella.

Estas imágenes no nos reflejan verídicamente la gravedad de los problemas medioambientales ni apuntan a estrategias creíbles de mejora, sino que el objetivo es ante todo la búsqueda de una estética cultural asociada a una buena imagen. Se trata de una naturalización del artificio, una apariencia verosímil de naturaleza que permita llegar a la convicción de una realidad no alterada.

La crisis ecológica actual se define en la crisis cultural existente de nuestra época. Félix Guattari, afirma que “La verdadera respuesta a la crisis ecológica sólo podrá hacerse a escala planetaria y a condición de que se realice una auténtica revolución política, social y cultural que reoriente la producción, los bienes materiales e inmateriales.”*6

La consideración de parte de los artistas del Land Art, en lo que se refiere a dominación de la tierra y su uso como fuente de recursos sigue manteniendo su auge hoy en día. Por causas contrarias a este hecho, surgen propuestas artísticas que se esfuerzan por visualizar esos impactos antrópicos, procesos invisibles, que repercuten en nuestros paisajes.

ARTEIDEALIZACIÓN DEL PAISAJE

El desarrollo de la tecnociencia, la horticultura, silvicultura y biogenética entre otros, nos han llevado al desarrollo de una nueva estética paisajística, lo que de aquí en adelante llamaremos como “artealización del paisaje”, llegando a generar nuevas vías de reequilibrio entre cultura y medio ambiente.*7

A este respecto, cabe mencionar a Rosset, quien elogia al artificio como verdad de la existencia de la naturaleza. “Si el paisaje es el resultado de la imitación de la naturaleza, la idea del original y el recreado se funden en un diseño formalista del que ambos son indiferenciables. Paradójicamente, la principal condición de la naturalización del hombre consistirá en una “desnaturalización” previa a la idea de naturaleza: la aceptación paulatina de la idea de artificio y la renuncia de un conjunto de representaciones naturalistas cuya ausencia de respuesta en la realidad, no ha dejado de conducir a la desadaptación y la angustia.”*8

Bibliografía >>

+1 >>DE LAS RIVAS, JUAN LUIS, La naturaleza en la ciudad-región: Paisaje, artificio y lugar en MADERUELO, JAVIER, (Op. Cit.), p.204

*2 >>ROGER, ALAIN, Breve tratado del paisaje, Biblioteca nueva, Madrid, 2007, p. 19

*3 >>MADERUELO, JAVIER, (Op. Cit.), p. 29

*4 >>ALBELDA, JOSE, SABORIT, JOSE, Estereotipos de naturaleza en la iconosfera contemporánea, en: Ética ecológica. Propuestas para una reorientación (J. Riechmann coord.), ed. Nordan-Comunidad, Montevideo, Uruguay, 2004, pp. 217-225

*5 >>Ibidem.

*6 >>GUATTARI, FÉLIX, Las tres ecologías. Citado en el catálogo de la exposición Naturalmente artificial, El arte Español y la naturaleza 1968 – 2006, p. 19

*7 >>Propuestas que surgen ante la estética negativa impulsada por lo estereotipos de los media. Al respecto, el documentalismo independiente o la fotografía, resultan de gran ayuda para ofrecernos otros enfoques del concepto de naturaleza, así como una mirada más completa sobre los desastres ecológicos y su complejo contexto. También encontramos artistas y colectivos de artistas directamente implicados en un activismo fundamentado en el paradigma ecológico, que apoyarán el difícil e importante objetivo del reequilibrio entre biosfera y tecnosfera. Un arte vinculado, en uno de sus frentes, a la problemática de la cultura agrícola, amenazada por las grandes infraestructuras y la urbanización desmedida del territorio...En ocasiones, algunos artistas han colaborado explícitamente con importantes campañas de conocidos grupos ecologistas internacionales como Greenpeace, asumiendo sus mismas estrategias de escenificación espectacular, tanto en imágenes – proyecciones, pancartas…- como en performances. Son propuestas que buscan un claro reclamo mediático y que corren el riesgo de insistir en las mismas claves inicialmente exitosas, pero discutibles a medio plazo por la lógica disminución de impacto debido a su redundancia.* ALBELDA, JOSÉ, Arte y naturaleza. Evolución de un vínculo, Exitbook, nº 7, Madrid, 2007, pp. 58-59.

*8 >>ROSSET, CLEMENT, La antinaturaleza (1973). Citado en La construcción de la naturaleza, p. 43

Comparte con:


Bilbao 1984 Licenciada en Bellas Artes, Universidad del País Vasco (2004 – 2009). Especialidad artes plásticas. Máster en Producción Artística, Universidad Politécnica de Valencia (2010). Especialidad Arte y Naturaleza + de 15 cursos en metodología didáctica presencial y a distancia Pintora y profesora de Artes plásticas en la escuela Kreártika. Imparto los cursos de dibujo y pintura niño/as y adolescentes + dibujo y pintura adultos   Me apasiona la educación artística, y poder motivar en la gente la expresión pura de su espíritu, mediante técnicas plásticas, que conlleven la realización de obra original propia

Deja una respuesta